la inestabilidad por norma

EL HARTAZGO DE LA CIUDADANÍA

“¡Que se vayan todos!” es, sin duda, el grito que mejor resumía la indignación de la Generación del Bicentenario durante un 2020 en el que se alternaron 3 presidentes al poder.

La convocatoria de elecciones para el mes de abril parecía haber apaciguado los ánimos en la calle. Sin embargo, las denuncias interpuestas por Keiko Fujimori  (sin el respaldo de la comunidad internacional) para impugnar los resultados que daban a Pedro Castillo como ganador, han polarizado el país.

Datos

Funcionamiento electoral

En las elecciones generales se eligen a la vez al Ejecutivo y al Legislativo (congreso unicameral).

Los peruanos votan por un presidente y dos vicepresidentes por sufragio directo en distrito único mientras que los 130 congresistas son elegidos por el sistema de representación proporcional, mediante la votación en 27 distritos.

Debido a esto y la multitud de partidos de escasa definición, a menudo el presidente del gobierno se halla a la merced  del Congreso.

Corrupción

Por índice de percepción de la corrupción, Perú ocupa el puesto 105 de las 180 naciones estudiadas por Transparency International en 2018. De hecho, los 6 últimos presidentes del país se han visto imputados por delitos de lavado de dinero y coimas (sobornos).

Polarización

Mientras Pedro Castillo se presenta como el candidato de los pobres, rechaza el aborto y prevé instaurar una "economía popular con mercados", Keiko, hija del antiguo autócrata Alberto Fujimori, proponía "mano dura" para gobernar el país e incentivar la economía reduciendo restricciones debidas a la pandemia.